Estás en el trabajo y recuerdas que te has dejado un archivo en el ordenador de tu casa que debías haberte llevado contigo. O estás en el momento del café y te gustaría saber si el media center que tienes a 50km ha acabado de descargar lo que has iniciado unas horas antes. Poder controlar remotamente un ordenador sirve para muchas cosas, casi tantas como formas hay de hacerlo. Algunas son a través de empresas que proporcionan el servicio en forma gratuita y de pago, por ejemplo Logmein. Otras son a través de funciones del propio sistema operativo pero por encima de todas destaca VNC, una tecnología segura, personal, privada y fácil de configurar. Y multiplataforma, disponible en la práctica totalidad de sistemas operativos incluso los móviles.

Esta misma mañana he hecho una pequeña demostración a un amigo desde el iPad, accediendo a mi ordenador que tengo en casa, abriendo y cerrando programas y transfiriendo un archivo que tenía en la carpeta de documentos. Le ha gustado mucho y me ha preguntado la forma de configurar el servicio. Aprovechando la pregunta que me ha hecho y teniendo en cuenta que puede haber aún usuarios que deseen controlar sus equipos remotamente o los de sus parientes o amigos más pesados, para ellos va esta mini guía que permitirá en muy poco rato poner en marcha todo el tinglado.

¿Qué necesitamos? Dependerá del sistema operativo. Para Windows existen varias opciones aunque las más conocidas son RealVNC y UltraVNC. La primera es de pago y la segunda gratuita. Pero RealVNC ha introducido una novedad en la versión 4.1 y es que ha liberado una versión server gratuita, con pocas opciones de configuración y limitada, pero gratuita al fin y al cabo. La pega, no disponer de versión 64 bits y resultar bastante lenta. Que hayan liberado esta versión gratuita probablemente será para potenciar su cliente de iOS para iPhone e iPad, destacado por su simplicidad y eficiencia.

Pero UltraVNC, a pesar de acumular dos años sin actualizaciones, dispone de versión de 64bits, permite transferir archivos, configurar ampliamente el servicio y lo más importante, funciona bien y es gratis. Así que nos basaremos en este servidor instalado en un Windows 7 64bits.

Paso 1. Configurar la IP en el ordenador que va a ser controlado.

El ordenador que vayamos a controlar requiere una dirección IP conocida. Por defecto es el router, si tiene DHCP activado, el que asigna IP al ordenador y por tanto, puede variar según los equipos conectados a la red en el momento de poner en marcha el ordenador. Así pues, configuraremos la IP de forma manual, para que siempre tenga la misma. La dirección esocogida es 192.168.1.100, apartada del rango DHCP establecido en el router.


Paso 2. Darnos de alta en algún servicio de redireccionamiento IP, por ejemplo DynDNS.

Para controlar remotamente un ordenador desde la propia red interna de nuestro hogar o negocio, nos bastará con conocer la IP que hemos asignado al equipo, en este caso 192.168.1.100. Pero si lo que queremos es controlarlo desde otra ubicación, es decir, conectados a una red diferente, necesitaremos conocer la IP de gestión del router. Teniendo en cuenta que la práctica totalidad de cuentas ADSL españolas tienen la asignación de IP dinámica, es decir, que cambia cada reseteo de router o cuando al proveedor le venga en gana, hay que buscar un servicio que nos permita conocer dicha IP en cada momento.

DynDNS es un proveedor de servicios gratuitos de redirección de IP a subdominios que nos vendrá al pelo. El router tendremos que configurarlo para decirle que cada vez que haya un cambio de IP avise a DynDNS. Nosotros solo deberemos acceder al host que ahora vamos a crear en DynDNS que enlazara permanentemente con nuestra IP, aunque cambie.

Para darnos de alta en el servicio gratuito, ve aquí.


En la parte inferior izquierda, en el cuadro adjunto, inserta el nombre de usuario que desees para el servicio de DynDNS. En nuestro caso vamos a crear un usuario llamado tutorial-tppc, seguido de un subdominio cualquiera que podremos escoger de la lista, en nuestro caso dyndns.remote.com.


El siguiente paso es introducir nuestros datos personales, incluyendo correo electrónico, nombre y contraseña.


El siguiente paso es activar el servicio gratuito. Aparecen en grande dos servicios de pago, pero el gratuito, el que nos interesa y nos vale, es el que se muestra dentro del círculo.


Si todo el proceso ha ido bien, DynDNS debe haber registrado nuestro dominio, tutorial-tppc.dyndns-remote.com, y haberlo asociado a nuestra dirección IP de gestión actual. La pregunta es: Si reseteo al router, ¿Cómo sabrá la IP? Hay dos opciones. La primera, instalar un pequeño programa disponible en DynDNS que constantemente envía información de nuestra IP a nuestra cuenta en DynDNS, o la más cómoda, configurar el router para que sea él quien haga esta tarea. A eso vamos.


Paso 3. Configurar nuestro router para que avise a DynDNS de los cambios de IP de gestión.

Este paso dependerá bastante de la marca y modelo. El primer paso es obligatorio en todos los casos, ya que se trata de abrir el puerto 5900 para la IP 192.168.1.100 del ordenador a controlar. En el caso de mi router, un Comtrend de Jazztel, el proceso es el siguiente:

Advanced Setup, Nat, Virtuals Servers. Ahí especificaremos que las entradas al puerto 5900 sean redirigidas a la IP 192.168.1.100. En este apartado es donde se configuran los puertos para abrirlos en programas que así lo requieren, como eMule, uTorrent, algunos programas de videoconferencia...


Una vez resuelto este apartado, sólo queda decirle al router que avise a DynDNS cuando haya un cambio de IP. En el Comtrend de Jazztel esta opción se encuentra en Advanced Setup, DNS, Dynamic DNS. Los Comtrend de Jazztel incorporan de serie dos servidores, de los cuales usaré DynDNS.

En Hostname hay que introducir el nombre de usuario registrado en DynDNS + el subdominio que hayamos escogido. En nuestro caso es tutorial-tppc.dyndns-remote.com.

En segundo lugar, habrá que especificar el perfil asignado, que en mi caso solo tengo uno y en la mayoría de casos también.

En username sólo hay que introducir el usuario creado en DynDNS, en nuestro caso tutorial-tppc, y la contraseña.


A partir de este momento, DynDNS sabrá si hay cambios de IP en nuestro router y los cambiará de inmediato para tener siempre el host actualizado.

Paso 4. Instalación del software servidor VNC.

Llegados a este punto sólo queda por descargar el servidor VNC y configurarlo mínimamente. Como dije antes, la opción escogida es UltraVNC y lo puedes descargar aquí. Hay versión de 32 y 64 bits, dependiendo de nuestro sistema operativo.


Durante la instalación nos preguntará si deseamos instalar la versión server o la versión cliente. Escogemos la versión server.


Una vez instalado, nos aparecerá una ventana con las siguientes opciones:


Ésta es la ventana principal de opciones del servidor UltraVNC. En ella podremos cambiar el puerto 5900 por uno escogido al azar para dar mas seguridad a la conexión si cabe, establecer una contraseña de acceso en Authentication (Punto extremadamente importante!!), activar la transferencia de archivos, apagar el ordenador una vez concluya la conexión remota, permitir varias conexiones a la vez o solo una, deshabilitar opciones gráficas para mejora la velocidad del escritorio especialmente cuando estemos bajo conexiones 3G....

Si todo se ha hecho correctamente, nuestro servidor VNC debería estar funcionando, accesible desde nuestra red a través de la dirección 192.168.1.100, y desde tutorial-tppc.dyndns-remote.com si la conexión se establece desde una red externa, vía adsl, 3G....

Paso 5. Instalar un cliente para controlar al ordenador.

Aquí las opciones son tantas que no cabrían todas. Para iOS he probado MochaVNC y RealVNC, ambas de pago. Para Windows lo mejor es usar el cliente de UltraVNC, y si lo que quiero es conectar desde el MacBook PRO, el cliente que escogí es el gratuito de RealVNC.

Hay clientes para todas las plataformas, así que sea cual sea el sistema operativo desde el que intentes establecer la conexión, podrás escoger entre varias opciones.

Para este tutorial he decidido usar MochaVNC (Con más funciones que RealVNC) para iPad, un extraordinario cliente que ofrece un fantástico rendimiento y una buena gestión del escritorio gracias al interfaz de usuario diseñado exclusivamente para iOS.

Para configurarlo, dependerá de donde estemos. Si la conexión la efectuamos en casa, habrá que introducir la dirección192.168.1.100 para que conecte directamente al ordenador.


Si queremos acceder estando conectados a una red diferente a la que está conectada el ordenador, o a través de 3G, habrá que cambiar la dirección IP por el host contratado en DynDNS y que hace de puente con la IP dinámica del router. En este caso habrá que escribir tutorial-tppc.dyndns-remote.com en el lugar de la IP.


Si no hemos cambiado el puerto 5900 habrá que dejarlo como estaba, y por último solo queda introducir la contraseña, la misma que hayamos introducido en UltraVNC al configurar el servidor. Eso es todo.

Si todo ha salido como debiera, tenemos a partir de este momento una conexión segura a nuestro equipo, desde cualquier rincón del planeta. Dependiendo del cliente que escojamos incluso podremos transferirnos archivos, todo de forma gratuita y absolutamente confidencial.